jueves, 26 de noviembre de 2009

Jueves, 8, notable.

Es muy fácil lanzar palabras, decir cosas y demostrar ,básicamente, nada.
Quizás si dijera, si mostrara,todo lo que mi cabeza es capaz de planificar, decir y hacer, asustaría hasta a los fantasmas, y no por ello me asustaría a mi.
Todos giran alrededor de su propio agujerito, y sobre ello, su vida, tarde me di cuenta, de que yo tenía al mio abandonado, y siempre me había dedicado en ir girando sobre los pequeños agujeritos de los demás, para demostrar, para agradecer, para encantar, para gustar, para, para, para!
Para nada, al fin y al cabo, al igual que al principio, el comienzo del final de este camino, me he dado cuenta de que nada sirve volcarse en los demás, porque los demás no lo van a hacer por ti.
Cada uno vive sus míseros ejercicios de sumas, lamentándose de lo difíciles que son, mientras que otros se han acostumbrado a resolver raices triples sin calculadora, y es que, siempre lo ha dicho mi madre, "que nom chora, nom mama", quizás por eso la humanidad se pasa media vida "chorando" y la otra media "mamando", el qué, ya no me importa, pero lo hacen.
Bastan unos días fuera del micromundo real, para darte cuenta que es hora de limpiar tu vida de títeres y marionetas, y poner en orden, esa jerarquía interna que hace algún tiempo voy predicando por ahí.
Nadie se vestirá de rey, dos o tres, tendrán opción a princesas.
Caballeros de la corte, alguno habrá.Pero llenaré todo de bufones, doncellas, sirvientes y soldados.
No preguntéis de lo qué hablo, no intentéis cotillear, no juzguéis si realmente no os interesa.
No lo hagáis, porque yo no lo haré.
Sé que llegaré, y lo alcanzaré.
Lo habré hecho, pero con el papel que me ha tocado interpretar, actriz de teatro barato, con guionistas salidos del infierno, dónde tarde o temprano regresarán, y sólo en ese justo momento, tendré la satisfacción de decir, a aquellos que hablaron, a los que no demostraron, a los que se callaron, o a los que escondieron la mano, gracias por ayudame a llegar hasta aquí.
Pero de momento, me basta con anunciar que renuncio a todos vosotros, crueles infantes del egocentrismo narcisista...
Si los que habláis mal de mi, supierais lo que yo pienso de vosotros,realmente, hablariais peor...
Sólo un camarero francés, que con tres palabras, me abra los ojos.
¡Merci por vuestro tiempo!
__________________


Una bolsa de patatas fritas para hacer a la freidora, así de fácil.
Solo abres la bolsita, la echas en la cestita, y enciendes.
Si eres muy salado, pues las echas una pizquita de sal.
Ahora también hay patatas fritas sabor barbacoa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario