miércoles, 7 de abril de 2010

La forma en la que te encontré sin respirar debajo de la cama fue el detonante para que mi pensamiento comenzará a coagularse.
Y digo sin respirar porque no me gusta dramatizar las cosas, aunque en este caso, la situación, por decirlo así, lo mereciera.
En realidad, no espirabas,inspirabas ni sonreías. Al fin y al cabo no vivías.
Aunque esa conclusión la saque mucho después de darme cuenta de que no respirabas.
Parecía que estabas dormido, asi que, me tumbé a tu lado debajo de esa cama cutre que nunca me gustó lo suficiente como para tumbarme debajo de ella en anteriores ocasiones.
Pero ya ves, te vi así de relajado y pensé que las circunstancias lo merecían.
O sea, porque estabas relajado, ya te he dicho que de aquella aún no sabía que estabas muerto.
Muerto.
¿No crees que es una palabra horrible?
Ya sé, ya sé...pensarás que lo digo porque enlazo la acepción con ella.
Pero aunque "muerto" significara algo relacionado con las piruletas no me gustaría ¿sabes?
Siguiendo con lo que te estaba diciendo, o más bien, lo que estoy intentando contarme a mí misma para relajarme y no tener que pensar que no voy a volver a hablar contigo nunca más porque no vas a volver a respirar,es,que la cafetera no funciona. Soy completamente consciente del cariño que te inspiraba ella y sus cafés de por las mañanas, y creéme si te digo que me siento infinitamente culpable porque no vaya a funcionar nunca más, porque yo sabía desde un principio que si tiras un aparato de ese tipo al suelo con fuerza no hay manera posible de que vuelva a desempeñar su papel de estimula-mañanas, después y como si nada.
Solo quería decirte esto, de verdad.
Bueno esto y que estoy enfadada contigo.
Porque ya no vas a volver a inspirar, espirar ni sonreír, también y mucho más, porque no entiendo que te metieras debajo de esa cama tan odiosa sin nisiquiera despedirte y que encima luego te quedaras tan tranquilo.
Tan como si nada.

7 comentarios:

  1. se murió a la vez que la cafetera.
    yo nunca eligiría para dejar de sonreir por siempre la parte de abajo de una cama cutre, lo haría más horrible de lo que ya es.

    ResponderEliminar
  2. A veces es mejor la apatía que la antipatía..
    ¡Un beso enorme! :)

    ResponderEliminar
  3. Quiero tumbarme debajo de la cama y que parezca que no respiro. A ver qué pasa.



    sonrisademamut

    ResponderEliminar
  4. No pasa nada mujer,
    lo importante es el detalle :)
    ¡Un beso enorme!
    Y gracias ^^

    ResponderEliminar
  5. Auch.
    Qué lindo trasmitís lo que pensás.

    ResponderEliminar